Comenzábamos ni en la sesión dando extensión al alejamiento de los mínimos del mes tras ver que Estados Unidos se mantuvo en positivo, pero ahora tenemos algo más de debilidad en los mercados periféricos por la vuelta a los problemas de Espirito Santo.
La situación no es tan grave como la vivida en días pasados, aunque este valor está cayendo cerca del 9% en el mercado portugués, otros bancos están dando la contrapartida con subidas fuertes y  forma neta no hay  bajadas fuertes, por lo que su bolsa se mantiene en positivo. Este cierto equilibrio también se aprecia en la Bolsa española con valores descendiendo algo más del 1% como banco Sabadell y otros subiendo casi el 2% como Bankinter, lo que ayuda a que nuestro índice todavía se mantenga un poco en positivo, aunque el poderoso BBVA esté negativo y el Santander ligeramente en positivo.
 
Hoy hemos conocido el dato de producción industrial de la zona euro en mayo que ha detenido un desplome cercano al 1%, algo esperado tras ver dañado en días pasados este mismo dato en países de nuestro entorno, por lo que no ha sido ningún susto.
 
En Estados Unidos no vamos a tener datos macro, así que toda la atención está puesta en el desarrollo de los acontecimientos en Portugal y en los resultados empresariales que tenemos en Estados Unidos con Citigroup como plato fuerte.
 
Visto lo anterior, es normal ver que el súper sector bancario es uno de los más débiles, pero nunca ha entrado en negativo, algo que de momento dice bastante de la situación general.
 
El peor del día es el de utilities con un descenso de -0.09% y mantiene esa correlación inversa que se está viendo últimamente con el resto del mercado, actuando bien de sector refugio.
 
El mejor del día es el  de recursos básicos con un ascenso superior al 1% pero curiosamente todas las materias primas están en negativo con recogidas de beneficios bastante importantes superiores al 1% tanto en el Oro como en la Plata, aprovechando la entrada en sobrecompra en las últimas sesiones y que ha tenido un viaje directo desde la sobreventa, lo que ayuda a recoger beneficios.
 
Las constructoras son las siguientes con un ascenso también del 1% apoyados por los valores franceses que son los que tiran el resto.
 
Las minoristas también suben +0.99% apoyadas en la británica Tesco que sube un 2% y la francesa Carrefour con otro 1%.
 
En el mercado de deuda la situación se nos ha dado la vuelta, ya que teníamos bajadas de tipos en toda la periferia pero la vuelta a los problemas de Espírito Santo ha puesto a subir la deuda española hasta el 2.78% e Italia ligeramente al 2.89%, mientras Alemania sube muy ligeramente al 1.21%, por lo que no tenemos estructura favorable al riesgo en el mercado secundario.