En estos momentos estamos teniendo un rebote en prácticamente toda Europa que está liderado por la Bolsa portuguesa que sube algo más del 2% aprovechando que Espirito Santo está suspendida de cotización.
Como no hay más muestras de que accionistas reales del valor estén deshaciéndose de sus acciones, recordemos que los cortos estaban prohibidos, pues el mercado se dedica a comprar a un mejor precio. Como podemos imaginarnos, la periferia está recuperando algo de aire pero muy pendientes del comportamiento del futuro del índice alemán porque está atacando los mínimos del día y si pasásemos ha negativo y atacásemos los mínimos de ayer, tendríamos serios problemas para mantener la altura alcanzada a esta hora.
 
Hemos conocido más líos bancarios, esta vez en Bulgaria. En todas las mesas de los bancos está todo el mundo pensando a ver cuál es la exposición al banco en cuestión, aunque de momento nadie ha dicho nada. Para más información sobre el caso de Bulgaria, pinchen en este enlace:
 
Como podemos imaginarnos, de momento tenemos a los bancos como el mejor súper sector del día subiendo algo más del 1% ayudado por una recuperación de los bancos franceses, italianos y españoles.
 
Junto con ellos, la deuda de la periferia también se está recuperando con una bajada significativa de la rentabilidad en Portugal que va seguida por la deuda de España, Italia y Grecia. La estructura es ligeramente favorable para el riesgo porque Alemania sube ligeramente hasta el 1.2%, aunque es exageradamente baja.
 
El súper sector de aseguradora sube +0.73% y es típico que suba a la vez que los bancos cuando el sector ha sido dañado de verdad, como pasó ayer.
 
El peor del día es recursos básicos con un descenso de -0.62% con cierta neutralidad en el precio de las materias primas, un entorno algo peliagudo en el mercado de divisas y los últimos datos macro en Europa que no apoyan.
 
Las tecnológicas descienden -0,42% dañado por los valores franceses y la inestabilidad del DAX que tiene a SAP, uno de los que más pesa, en negativo.