Seguimos con la debilidad con la que dejamos el mercado el viernes pasado por la festividad del día de la independencia en Estados Unidos y que marca todavía más que Europa carece de personalidad propia cuando el mundo anglosajón deja de mover el dinero.
El punto negativo de la sesión lo hemos tenido prácticamente antes de la apertura del mercado, con una cifra de producción industrial de Alemania que ha sorprendido a propios y extraños, ya que se esperaba una ligera subida y al final queda con un desplome de -1.8% nada menos. Como es de esperar, ciertos nervios se han visto en el mercado por el miedo a que la locomotora europea esté flaqueando. Este dato se une al que conocimos el viernes de pedidos industriales con una caída de -1.7%, lo que está ayudando a que la rentabilidad se mantengan cerca de la zona de mínimos en Alemania.
 
El peor súper sector del día es el de recursos básicos con una caída cercana al -0,9% tras alcanzar la sobrecompra por los buenos datos de los PMI que conocimos de China. Hoy no tenemos apoyo por parte del precio de los metales porque prácticamente están todos cayendo cerca de -0.5% de media.
 
Los bancos están cayendo también -0.51%, metiendo presión al Ibex 35 y con un punto negativo en la zona de Italia. No debemos perder de vista los miedos que hay el sector acerca de que los reguladores estarían pensando en la creación de nuevas medidas para que los bancos no podrá subestimar el riesgo que ello sus propias entidades y una de ellas podría ser bastante perjudicial para la periferia, ya que incluiría el cese de la concepción de que la deuda pública está ausente de riesgos. Esto, como nos podemos imaginar, obligaría a aceptar que toda la deuda pública que tiene uno en su cartera es un elemento de riesgo, así que los bancos de la periferia que suelen estar cargados de la deuda de su propio país, recibirían un mazazo bastante importante, lo que conllevaría a un doble efecto de subida en los tipos de interés, no sólo por una subida de tipos en el mercado secundario lógica por considerarse ya elemento de riesgo, sino porque a lo mejor los bancos deciden reducir su exposición.
 
Por otro lado, las Utilities son las mejores subiendo +0.31%, las telecomunicaciones suben +0.17% gracias a la venta de la unidad de Tele2 situada en Noruega a uno de sus competidores por cerca de 700 millones de dólares, lo que hace que ambas compañías suban más del 2%.