Subidas moderadas en este momento en Europa mientras nos acercamos a un evento muy importante que es la coincidencia en el tiempo de la presentación del dato de empleo de Estados Unidos de junio con la rueda de prensa que ofrecerá el presidente del Banco Central Europeo, todo ello a las 14h30 hora española.
Como podemos imaginarnos, el potencial para un repunte importante de la volatilidad de muy corto plazo es enorme, ya que todas las posibilidades están abiertas, que ambas cosas favorezcan una dirección en concreto o que simplemente sean opuestas, por lo que va a ser un momento extremadamente peligroso.
 
Lo anterior no sólo va a generar movimiento en los mercados de riesgo, sino que el que más potencial de movimiento tiene es precisamente el cruce eurodólar.
 
Hoy hemos tenido la lectura final de los PMI de servicios de Europa y el único que ha sorprendido positivamente es el de Italia, el resto han bajado ligeramente.
 
Una vez más volvemos a tener como mejor de la sesión el súper sector de recursos básicos, ya que ha vuelto a tener una noticia positiva desde China con más o menos buenos datos de los PMI de servicios, además de estar capitalizando la fuerte mejora de los precios de los metales que han tenido recientemente y además la nueva fortaleza del euro buscando su primera resistencia, esperando a lo que pueda pasar con ese gran evento que tenemos hoy.
 
Por lo tanto, el súper sector de recursos básicos es el mejor subiendo +0.93%, seguido del de químicas con +0.66% y las tecnológicas con +0,61%, haciendo que el índice alemán sea uno de los mejores del día con su futuro subiendo +0.46% a 9967 puntos.
 
Pocos son los súper sectores que están en negativo y el peor de todos es el de utilities con una bajada de -0.25%, arrastrado por el muy mal comportamiento del sector en Estados Unidos que ha descendido un -2%, avivando un poco más esa idea de una salida de dinero de los valores que ofrecen un refugio competitivo en sus pagos de dividendos con respecto a la rentabilidad de la deuda pública, y que se espera que pudiera entrar en activos de más riesgo con proyección más alcista en el precio, algo que sería favorable para la rotura de máximos, pero de momento nada hay confirmado.
 
El otro sector dañado es el de bancos, con un descenso de -0.01% nada más, pero que perjudica al Ibex 35 haciendo que sea uno de los que peor comportamiento tiene, mientras esperamos lo que tenga que decir el BCE sobre su posible programa cuantitativo.