Comenzamos la semana casi como la dejamos el viernes, con problemas en la periferia.
La semana posterior al vencimiento se ha acabado, ya no tenemos esa presión de debilidad, pero hoy también es especial porque es el último día de trading del mes y del semestre, por lo que tenemos de todo un poco. Si la presión bajista se mantiene, mañana, primer día del mes, debemos estar atentos para ver si aparece fortaleza otra vez.

Hoy el protagonismo está en Portugal, ya que los problemas de su banco Espirito Santo están contagiando a toda la periferia, con repunte de rentabilidades y mantenimiento de las recogidas de beneficio en el sector bancario, algo que daña de pleno al Ibex 35.

La cuestión en concreto es que las autoridades de Luxemburgo están investigando a tres holding de empresas propiedad de la familia que es poseedora del banco Espirito Santo y todo ello dentro de una intrincada estructura empresarial.

Todo esto saltó tras el aviso de una de las ramas del banco de irregularidades en la rama internacional. Las consecuencias son obvias y tienen repercusiones nacionales, así que hasta la deuda del país se ve afectada negativamente.

Recordemos que el futuro del CAC 40 ya tiene ejecutado su HCH con línea clavicular ascendente, que el futuro del Ex50 también tiene ejecutado su doble techo y que estamos lidiando en el futuro del DAX con su HCH.

Otro punto importante han sido los datos de inflación que no han tenido cambios en la EZ en junio, lo esperado, así que no hay mejora que evite que el BCE siga preparando sus medidas, aunque la inflación de Alemania el viernes quedara mejor de lo esperado.

En resumen, el súper sector bancario es el peor del día con -0,82% seguido de los viajes y ocios con -0,69% y la construcción y materiales con -0,49% con problemas en FCC.
Las químicas son las mejores con +0,44%.