Sigue sin verse claridad en los mercados porque las resistencias más claras que tenemos por delante, siguen aguantando.
La situación es compleja, porque por abajo seguimos teniendo la mordaza de los bancos centrales que siguen manteniendo los tipos en el muy corto plazo muy bajos y eso intenta favorecer el mercado de deuda de tal modo que está siendo aprovechado por multitud de empresas para conseguir dinero y así fortalecer algunos aspectos de su propia economía. Esto se está viendo en la gran cantidad de emisiones de deuda que se están produciendo últimamente y algo de este dinero se está empleando para la recompra de acciones, lo que hace el mercado más pequeño y mantiene este factor alcista vivo.
 
Sin embargo, de momento no tenemos razones a superar los máximos porque son demasiados titulares negativos en cuanto al crecimiento, con esas famosas rebajas de perspectivas que ya hizo la propia Reserva Federal junto con el Banco Mundial. El último golpe en este sentido fue el descenso muy superior a lo esperado del producto interior bruto de Estados Unidos que conocimos ayer. Cierto es que prácticamente todo el mundo ha salido diciendo "no pasa nada, no pasa nada, los datos de ahora son mejores”. Estos comentarios han salido a tal velocidad que da la sensación de que todo el entorno tiene miedo a que el mercado apueste por un empeoramiento de la situación por combinación de una economía menos fuerte de lo que parece junto con el recorte de los programas cuantitativos y esa especulación con una primera subida de tipos a la vuelta de la esquina. Hay que tener en cuenta que los datos más cercanos sí están saliendo buenos, como el de los PMI o el de la venta de viviendas nuevas, algo que es fundamental para pensar que el mercado inmobiliario tira de la economía. Por lo tanto, necesitamos conocer el PIB del Q2 para quitarnos ese fantasma de encima y eso será un gran generador de movimiento.
 
Por otro lado, desde Estados Unidos siguen dándonos bofetadas al sector bancario europeo, ya que parece que el francés BNP no se libra de pagar una multa de 9000 millones de dólares por saltarse embargos y además puede que tenga que unir una prohibición para realizar algunas operaciones en dólares por lo menos en un año. Aparte de esto, el protagonista del día es el británico Barclays que está teniendo un correctivo del mercado cercano al 5% tras las noticias de acciones legales del fiscal general de Nueva York contra el banco por prácticas abusivas en los famosos “dark pools”. En resumidas cuentas, lo que hacía este banco era captar inversores para que entraran voluntariamente en ese mercado opaco diciéndoles que estarían a salvo de las prácticas de las empresas de alta frecuencia, cuando era justo lo contrario. La idea era alimentar una piscina llena de tiburones.

En este enlace tienen más información:

http://www.estrategiasdeinversion.com/carpatos/20140626/barclays-otro-banco-jugando-contra-mas-pequenos 
 
Por esta presión bajista de este importante banco, el súper sector bancario está descendiendo -0.54% y es el peor del día. A esta presión bajista del sector bancario hay que añadir que los valores españoles no tienen unanimidad en el comportamiento porque la agencia de calificación Moody’s ha dicho que la reforma fiscal presentada por el gobierno español es negativa para el rating debido a que ha desoído las recomendaciones de la Comisión Europea y además no está claro cómo va a compensar en ingresos la rebaja de los impuestos.
 
Lo anterior está potenciando un rebote en la prima de riesgo que lleva unas cuantas sesiones subiendo. En el mercado secundario de deuda tenemos que España está más o menos plana al 2.63% pero lo que ha perjudicado la prima de riesgo es Alemania porque ha bajado muchísimo hasta el 1.26% a 10 años.
 
Por contra, el súper sector de servicios financieros es el mejor de Europa subiendo +0.95%, ya que algunas empresas del mismo podrían salir beneficiadas de los problemas de las divisiones encargadas de esas operaciones opacas en Barclays.
 
Recursos básicos es el siguiente con +0.72% sin apoyo de las materias primas porque todos los metales están descendiendo.