Los primeros compases de la sesión no están decepcionando en absoluto si tenemos en cuenta que esta semana es históricamente débil tras el esfuerzo realizado en la parte final del vencimiento trimestral de derivados que tuvo lugar el viernes pasado.
Los datos macro han vuelto a darnos donde más nos duele, la debilidad de los mismos vuelven a subrayar los problemas de la débil recuperación de la economía y que añaden pesos a la balanza empezó a moverse a la baja con la rebaja de previsiones de Lufthansa, la cancelación de pedidos importantes por parte de Emirates, la rebaja de las perspectivas de crecimiento por parte del Banco Mundial y el mismo movimiento por parte de la Reserva Federal en su última reunión.
 
Hemos conocido la lectura preliminar de los PMI de Alemania, Francia y la zona euro, en donde no se libran de quedar peor de lo esperado y añadir papeletas para una inflación más débil todavía.
El movimiento brusco del día se lo ha llevado el índice alemán nada más salir el PMI francés y dicho movimiento, cercano al 1%, ha cerrado el hombro derecho de un enorme hombro cabeza hombre que ha estado dibujando desde finales del mes pasado. La figura bajista tiene bastante peligro porque se puede combinar con otros entornos técnicos peligrosos como por ejemplo el doble techo en el futuro del EX50 con divergencia bajista en el RSI o el hombro cabeza hombro con clavicular alcista en el futuro del CAC 40.
 
Por lo tanto, tenemos una sesión bajista en Europa en donde Italia es la más dañada con una caída superior al 1% seguido de Alemania con un descenso cercano también al 1%.
Por dentro, sólo el súper sector de recursos básicos está subiendo +0.9% gracias a una muy ligera subida del oro y una más notable del cobre, todo propiciado por una lectura del PMI del HSBC de China que pasa a expansión desde la contracción.
 
El resto de súper sectores está en negativo con el de petroleras como el que menos baja con -0.12% ya que la tensión en Irak se mantiene y con un constante avance de las tropas del ISIS que ya controlan el 30% de Irak.
Automoción de recambios es el peor de Europa con un descenso de -1.04% arrastrado a la baja por los valores alemanes, que son los más perjudicados hoy. Hay otros valores que bajan más, pero como los alemanes ponderan más, eso se nota.
 
Bienes personales y del hogar desciende -0.9%, algo que va en contra de las buenas vibraciones que vienen desde China, pero Europa no está para muchas gaitas hoy.
 
Los medios de comunicación también pierden -0.79% y siguen bajo las malas vibraciones que vienen desde Mediaset.