Seguimos el tono que tuvimos en las últimas sesiones de la semana pasada.

Nuevo día de debilidad en los mercados pero debemos ser conscientes de que el viernes tuvimos una muy fuerte vuelta al alza que nos deja en los mínimos de ese día un soporte de corto plazo muy importante pues estamos ya en la recta final del contrato de junio.


Las tensiones en Irak se mantienen, por lo que el crudo sigue por encima de los 107$ y eso mantiene el peso bajista sobre las aerolíneas, pero algunas de ellas, como IAG, han llegado ya a soportes importantes como la SMA200 y eso hace que podamos aguantar con bajadas muy moderadas.

Como podemos imaginarnos, el súper sector de petroleras y gasistas es uno de los mejores con +0,21%. Precisamente, Rusia corta el suministro de gas a Ucrania por impago de deuda y, como las conversaciones no han llegado a buen puerto en los últimos días, la facturación pasa a ser por adelantado. Esto no es un problema grave ahora, de cara al verano, pero cuando se acabe, esto va a ser un foco de nerviosismo muy importante. De momento Gazprom dice que está haciendo todo lo que puede para mantener el suministro al resto de Europa, pero ya se sabe con estas cosas…

No salimos de las materias primas, porque el súper sector de recursos básicos es el mejor del día con +1,11% por un buen tirón al alza de los precios del oro y la plata, activos que se están vigilando por ser posibles indicadores de corrección en las bolsas. El cobre nos da un respiro y también sube, relajando las tensiones por el corte de la financiación a préstamos respaldados por este metal en China.

El peor del día es el de telecos con -0,92% porque Telecom Italia está dañada al ver que uno de los mayores accionistas sale antes de lo esperado del pacto de 7 años para controlarla, lo que arroja incertidumbre al valor.
Los servicios financieros son los siguientes con -0,77% y automoción y recambios con -0,77%.

En datos macro, la inflación de mayo de la EZ se confirma en +0,5% y muchos ven este nivel, el más bajo en 4 años y medio, una especie de cheque en blanco para que sigan llegando a la ciudadanía estímulos para poder recuperar el pulso.