Ya habíamos comentado que la falta de volatilidad estaba alimentando las fantasías más oscuras de los operadores buscando qué es lo que podría detonar un movimiento brusco en el mercado, y más cuando cada día nos acercamos a toda velocidad al vencimiento trimestral de derivados de la semana que viene.

Esta semana no hay mucho dónde elegir, ya que los datos macro son muy escasos pero hoy hemos tenido uno que se ha unido a una noticia de un valor y que ha ayudado a uno de los movimientos más bruscos a la baja que hemos tenido en los últimos tiempos.
 
Para comenzar, el más evidente, es el mal profit warning de Lufthansa que ha recortado sus perspectivas de beneficios tanto para este año como para el año que viene. En concreto ahora para 2014 espera 1000 millones de euros limpios cuando antes esperaba una horquilla de entre 1300 y 1500. Además, también ha dicho que no espera conseguir el objetivo para 2015 y lo rebaja a 2000 millones de euros.
 
La razón está en la fuerte competencia de las aerolíneas del golfo que son propiedad de sus gobiernos y además hay que sumar los efectos negativos de las divisas junto con las huelgas de los pilotos.
 
Como podemos imaginarnos, Lufthansa es un peso pesado del DAX y empezó la mañana con fuertes descensos superiores al 8%, pero se han acelerado hasta el -13% y él sólo nos ha sacado en el índice de la zona de los 10.000 puntos.
 
Evidentemente, el sector se ha visto arrastrado a la baja y el súper sector de viajes y ocio es el peor del día con un descenso de -1.64% y  bajada tiene a favor el desplome de IAG de -5% tras dejar una estrella de la noche en los máximos de este mes que ha provocado la pérdida de la directriz alcista desde los mínimos de mayo en el RSI, por lo que todo es favorable para una bajada.
 
A todo esto hay que sumar una tasa de desempleo de Reino Unido de abril que baja más de lo esperado hasta el 6.6%, algo que es favorable a la Libra y mete un poco más de presión para que el Banco de Inglaterra suba tipos, una señal y movimiento que no le gusta nada al mercado.
 
En resumidas cuentas, el movimiento a la baja de Lufthansa está ayudando recogidas de beneficios en todas partes y los bancos descienden -1.17%, lo que daña especialmente al Ibex 35 si además le sumamos el -1.02% de construcción y materiales.
 
Por otro lado, los mejores del día son las minoristas que suben sólo +0.26% apoyados en que Inditex en sus resultados dice que si las divisas se mantienen como están, el impacto negativo se reducirá considerablemente, por lo que el mercado se pone a descontar esto, ya que lleva bastante tiempo descontando que los resultados aparecería daño por el movimiento en las divisas.