Nuevo día de soberano aburrimiento en los mercados que parecen sólo moverse a golpe de dato macro que pueda añadir más leña al fuego de un posible movimiento del Banco Central Europeo en la próxima reunión de junio.
El mercado está prácticamente convencido de que vamos a ver movimiento en el BCE, pero ese convencimiento aumenta de grado cuando aparecen datos macro como los de la inflación de Italia que hemos conocido en donde en vez de subir hemos tenido descenso, por lo que cada vez hay más presión para que hagan algo.
 
Como estamos cerca de máximos, la aparición de estos datos nos da el punto que necesitábamos para poder movernos y la periferia es la que mejor está aprovechando el tirón, aunque tengamos subida de tipos en todo el mercado secundario de deuda.
 
El Ibex 75 es uno de los mejores con el futuro subiendo +0.5% ayudado por toda la banca mediana que está en las primeras posiciones del índice, mostrando una clara divergencia con el súper sector bancario que es uno de los peores cayendo -0.35% lastrado por el banco francés BNP Paribas y esa posible multa de 10.000 millones de dólares que le quieren imponer por estar trabajando con países con embargos y sanciones como su Sudán e Irán, entre otros.
 
Por otro lado, se súper sector de materias primas vuelve a ser el peor del día con un descenso de -1.74% y parece que el mercado les está descontando el entorno posible de más fortaleza del dólar, y que es dañino para las materias primas, ya que ahora mismo están todas en negativo menos el cobre subiendo ligeramente +0.3%. De momento, la agresividad de las divisas se está notando más en el súper sector en el precio de los metales.
 
Los mejores del día son las tecnológicas con un aumento de +0.69% seguido de los servicios financieros con +0.54% al igual que en viajes y ocio.