Los mercados siguen dando vueltas sin saber a dónde y es que el evento que tenemos mañana es de suficiente calibre como para que nadie se atreva a hacer nada.
Mañana hay reunión del Banco Central Europeo en donde todos los ojos están puestos en tres movimientos:

- posible bajada de tipos.

- tipo de interés negativo para los depósitos bancarios.

- presentación y puesta en acción del programa cuantitativo para luchar contra la baja inflación.

Lo único que le interesa al mercado es la aparición de algo de lo anterior, el resto no importa nada.

Sin embargo, el eurodólar sigue fuerte, no apostando por un programa cuantitativo, pero las rentabilidades en el mercado secundario sí siguen bajando, por lo que aquí sí se apuesta por la aparición de un programa cuantitativo en algún momento. Todo el mundo es consciente de que probablemente mañana no tengamos nada de lo anterior, pero hay que ser sinceros, muy en el fondo, todo mundo tiene la esperanza de ver aparecer algo, por lo que puede aparecer mañana la típica decepción del mercado si todo queda igual.

El BCE no para de recibir presiones de organismos económicos internacionales diciendo que tiene que bajar los tipos de interés ya o que se tiene que poner a comprar deuda de forma inmediata para cortar una larga exposición de las economías a una baja inflación, por lo que es de suponer que poco a poco va ir en aumento la intranquilidad en el BCE, aunque la mejora de la economía y los ligeros repuntes de la inflación, pueden dar cobertura a una espera de que la situación mejore los próximos meses y más cuando se ha vendido a Alemania que el programa cuantitativo no es una cosa inmediata. Recordemos que estamos en una época de intereses extremadamente cruzados con las elecciones europeas, y lo más probable es que el BCE no haga absolutamente nada que pueda perjudicar al gobierno alemán actual en el plano electoral.

Siguiendo el hilo de los bancos centrales, hoy tenemos una intervención de la presidenta de la Reserva Federal delante del Congreso, así que todo el mundo estará pendiente de referencias al final de los programas cuantitativos, la economía, la inflación y si todo va según lo previsto.

Por otra parte, los resultados empresariales están siendo los protagonistas en el día de hoy con varios de ellos presentando problemas que vienen por el movimiento en las divisas y también decepciones de los mercados emergentes.

En estos momentos en Europa tenemos descensos moderados encabezados por el súper sector de construcción y materiales que desciende -1.48% seguido de los servicios financieros que caen -1.12% y los bancos con -0.93%, en donde gran parte de Reino Unido está perdiendo por los resultados ayer de Barclays y hoy de HSCB y la subida superior al 3% de Credit Agricole y algunos otros bancos franceses, no compensan el resto de bajadas ni de lejos, en donde se incluyen también la banca italiana.

Viajes y ocio es el mejor con una subida de +0.46% seguido de las petroleras +0.14% y las utilities +0.05%.