Ayer fue un mal día para los mercados que comenzó en Europa con una única venta muy fuerte en el índice europeo y que se extendió en el nocturno al ver que Wall Street había bajado los brazos.
Hoy los desplomes han continuado en toda Europa siguiendo al mar cierre de Wall Street de ayer y más que estamos bajando tras haber conocido los resultados del poderoso JP Morgan.
 
Hay que recordar que la temporada de resultados es extremadamente importante porque ahora toca ver la otra cara de la moneda, y es si el mal invierno ha hecho mucho daño a los beneficios empresariales, que son los que tienen poder para confirmar o desmentir la altura alcanzada en los índices generales. Por lo tanto, según vayamos acaparando decepciones, vamos a ir corrigiendo poco a poco a la baja.
 
En los de JP Morgan se pueden ver algunos datos preocupantes  como el descenso del beneficio en la banca de inversión y, sobre todo, la baja creación de hipotecas y el bajo beneficio de su sección hipotecaria, por lo que no habla bien del otro 50% del sector inmobiliario, que es la financiación.
 
Este banco está perdiendo algo más del 2% en el fuera de horas y de confirmarse en la sesión regular, estaremos perdiendo la tendencia alcista desde el verano pasado, algo que añade presión bajista los índices.
 
En estos momentos tenemos a todos los súper sectores de Europa en negativo, con especial virulencia en las tecnológicas que caen -2.74%, algo que hemos visto esta mañana y que es una influencia directa del mal comportamiento que está teniendo el Nasdaq americano.
 
Por otro lado, viajes y ocio también está descendiendo -2.42% muy afectado por el mal entorno técnico que tiene el gigante IAG que está en proceso de ejecución de un gigantesco hombro cabeza hombro creado desde principios de año.
 
Los servicios financieros también cae -2.39% afectados por las repercusiones para el sector que implica el mal resultado de JP Morgan.
 
Bebidas y alimentación, un defensivo, es el que mejor se está comportando con una bajada ligera de -0.84% y las empresas de inversión inmobiliaria cayendo -1.12%.
 
En el mercado secundario de deuda tenemos una estructura claramente perjudicial para los activos de riesgo, porque hay subidas de tipos en toda la periferia encabezados por un rebote importante de Grecia que subie al 6.09%, mostrando que hay una recogida de beneficios en precio una vez alcanzado el objetivo de volver al mercado con una emisión de deuda cinco años que tuvo lugar ayer. Siguiendo su estela, tanto Italia como España aumentan los tipos hasta el 3.18%. De forma contraria, la búsqueda de seguridad está haciendo que Alemania caiga hasta el 1.51% y que Estados Unidos también baje al 2.63%.
 
Quien ha seguido perfectamente toda la debilidad de los mercados de riesgo ha sido el euro en su cruce contra el dólar, dando extensión a la muestra de interés comprador a la altura de la directriz alcista que viene desde los mínimos del año pasado, en una muestra de falta de credibilidad del uso del BCE del programa cuantitativo.