Ya tenemos la esperada reunión de la Reserva Federal y el mercado parece que no obtuvo lo que deseaba, y la verdad es que lo que comentó la presidenta de la FED parece que fuera a contrapié de lo que los inversores esperaban.

Recordemos que habíamos tenido una debilidad de la economía norteamericana al mismo tiempo que el duro invierno había castigado a todos los ciudadanos, y que todos los operadores estaban muy pendientes de toda cifra macro que aparecía para ver si una vez pasado el duro momento, volvían a repuntar, para intentar alcanzar la fortaleza que teníamos antes de las tormentas de nieve. Poco a poco, las cifras comenzaron a mejorar y todo el mundo se relajó un poco más.

Tengamos en mente que Reino Unido, otro país que se apuntó a los programas cuantitativos, se ha recuperado de forma magistral y la tasa de desempleo ha caído más de lo esperado al mismo tiempo que el mercado inmobiliario ha recuperado, tanto es así, que los programas de ayuda se empezaron a cancelar hace poco para intentar controlar las burbujas que pudieran estar creándose. La situación mejoró tanto que el banco de Inglaterra ya se puso en la boca la frase “subida de tipos” y la colocó en algún momento más o menos dentro de un año. Eso sí, dijo que los tipos estarían sustancialmente por debajo de cómo estaban antes de la crisis, pero hace poco también ha dicho que falta muy poco tiempo para poder recuperar la fortaleza que había antes de la crisis, por lo que eso de los tipos menores, está por ver.

Pues bien, ahora todo el mundo estaba mirando a Estados Unidos para ver si seguía un camino similar, y es exactamente lo que ha hecho. Uno de los problemas que teníamos era que se habían marcado un umbral de tasa de desempleo del 6.5% para empezar a pensar en subida de tipos, y al igual que en Reino Unido, la hemos alcanzado, o muy cerca de, muy antes de tiempo, por lo que se han visto obligados a pasar de umbrales para buscar algo más general que les permita valorar el global de la economía. La situación parece ser que va tan bien que han recortado una vez más los programas cuantitativos en 10.000 millones, lo que es un punto negativo para los mercados emergentes y bueno para el dólar. Por lo que respecta a los tipos de interés, ya dijo que los QE podrían terminar en otoño y la primera subida de tipos podría tener lugar seis meses después, en la primavera de 2015.
El movimiento fue el esperado una vez conocido esto, bajadas en absolutamente todo y subidas en el dólar y los tipos de interés.

Europa hoy está sufriendo el eco de lo que vimos ayer en Wall Street y tenemos bajadas generales en todos los índices y además subida de tipos general, y muy fuerte, en el mercado secundario de deuda europea.

España sube al 3.38%, Italia al 3.44%, Grecia sube al 6.79% y Reino Unido se dispara al 2.78%, subidas en porcentaje que rondan del 4% al 10% con respecto al cierre de ayer.

No ha podido ayudar a contener la subida de tipos la subasta que hemos tenido hoy en España de largo plazo, en donde hemos tenido bajada de tipos en prácticamente todos los plazos y algo muy positivo ha sido ver una muy ligera subida de tipos en un plazo pero con un disparo de la demanda, algo que muestra que hay mucho dinero esperando una oportunidad para poder entrar, algo que es muy bueno para los activos de riesgo y para nuestra economía.

Por lo que respecta a las bolsas, tenemos descensos generales y además todos los súper sectores en negativo, con las empresas de inversión inmobiliaria como las peores con un descenso de -1.72%, ya que la perspectiva de una subida de tipos es el principal enemigo de este sector.

Las materias primas también están con descensos generales, pero ayer tuvieron un cierto movimiento alcista algunas de ellas, y el crudo recuperó la zona de los $100 y viajes y ocio es uno de los peores con un descenso de -1.42%.

Los que menos dañados están son las aseguradoras con un descenso de -0.12%, recursos básicos con un descenso de -0.45% y los bancos que caen -0.54%, con un protagonismo especial de los bancos españoles por medio de una recomendación de venta sobre BBVA de Societe Generale.