Nuevo empuje alcista en los mercados que vuelve otra vez a tener motivos conocidos: China y la esperanza de que el Banco Central Europeo la semana que viene anuncie algún tipo de estímulo.

Por un lado tenemos que desde responsables chinos se ha admitido que tiene muy a mano las herramientas necesarias para poder apoyar la economía, algo que ha sonado a gloria bendita en algunos sectores y ha retomado las ganancias de días pasados y que se nota mucho en las materias primas, ya que el súper sector de recursos básicos es el mejor del día con una subida de +2.13%. Esta mejora está apoyada por incrementos de precio en todos los metales, pero más todavía en el cobre que sube +1.24% y ya se sitúa cómodamente por encima de los tres dólares.

Por otro lado, el mercado secundario de deuda en Europa es donde realmente se está viendo la esperanza de ver a un Banco Central Europeo ayudando a la economía, y más con esa especie de visto bueno dado por Alemania para poder rebajar algo el euro y apoyar a las exportadoras.

Cielo de China son las materias primas las que confirman el movimiento, aquí son las exportadoras y la rentabilidad de la periferia.

El súper sector de automoción y recambios está subiendo +1.11%, plagado de marcas exportadoras y el sector químico también sube +1%, intentando mantener el paso de las mineras, sus grandes aliadas.

Con respecto al mercado secundario de deuda, tenemos un nuevo descenso de los tipos de forma general, pero más acusado en la periferia, con España a 10 años que desciende un -5% hasta situarse en el 3.19%, Italia que desciende más del -3% hasta el 3.27% y es Grecia la que se desploma -22% hasta el 6.52% al tener buenas noticias de un nuevo tramo del rescate. Alemania también desciende un poco al 1.53%, pero este ligero movimiento bajista de Alemania es el que está haciendo que la prima de riesgo mejore fuertemente en toda la periferia. Además, Portugal a 10 años se coloca por debajo de 4% por primera vez desde 2010.

No tenemos a todos los súper sectores en positivo, ya que el de aseguradoras está descendiendo -0.62%.
En el mercado de divisas, el euro sigue perdiendo fuerza contra el dólar y contra la libra, lo que confirma esa esperanza en el Banco Central europeo.

Pero como todo en los mercados financieros, tenemos la Cara y además la Cruz. La cara la estamos viendo ahora porque el mercado está descontando lo que quiere ver el BCE y eso significa que si llega el caso y no se ve, nos dará la Cruz, un recorte eliminando gran parte de lo descontado, por lo que debemos estar atentos porque cuanto más se descuente, mayor potencial de decepción vamos a tener.