La sesión se nos ha dado completamente la vuelta en Europa, alejándonos mucho de los máximos de la sesión y entrando en negativo en no pocos índices importantes.

El factor negativo del día está en el 90% colocado en Estados Unidos y el 10% en la tensión en Ucrania.
El factor más negativo que tenemos es, curiosamente, un dato de producto interior bruto avanzado del tercer trimestre en Estados Unidos mucho mejor de lo esperado, que se coloca en el 4% y además la caída de este mismo dato del segundo trimestre se ha reducido, por lo que la economía americana se ha recuperado muy bien y además le sobra. Esto, en vez de tener un efecto positivo en los mercados, está teniendo justo lo contrario porque se teme que sea el dato clave para que la Reserva Federal acabe adelantando la subida de tipos, algo que está haciéndonos mucho daño.
Por otro lado, el factor más pequeño, pero no menos importante, es que el ministro de exteriores ruso ha dicho que las sanciones que vienen de Europa van a llevar consigo un aumento de los precios de la energía en el mercado europeo, por lo que Alemania vuelve otra vez a tener presión bajista.
El principal apoyo que estamos teniendo en el viejo continente para haber estado en positivo han sido resultados empresariales puntuales y además algunos datos macro muy buenos dentro de la economía española.
 
Para comenzar, la inflación en España sigue en territorio negativo, lo que mete un poco más de presión al Banco Central Europeo para que tome medidas contra la deflación, mientras pasan los días y poco a poco nos acercamos a la puesta en marcha de las TLTRO en septiembre. Además, el crecimiento de la economía española en el segundo trimestre queda por encima de lo esperado, por lo que la periferia se está beneficiando de esta imagen, aunque la bolsa de Portugal sea la que peor lo esté haciendo con otra vez el banco Espírito Santo descendiendo un -10%.

 En cuanto a resultados, son los que han permitiendo que el índice alemán esta mañana estuviera en  positivo, porque Bayer los ha dado mejor de lo esperado y está subiendo cerca de un 2%, siendo el principal punto de apoyo e intenta compensar como puede un descenso superior al -3,5% de Infineon Tech.  Esto hace que el súper sector químico haya sido el segundo mejor del día con una subida de +0.64% pero ahora sólo sube +0,03%.

El mejor de las sesión es el súper sector tecnológico con una mejora de +1.11% gracias a la fuerte remontada por resultados de Twitter.

Uno de los mejores en estos momentos es el bancario con una subida de +0.23% gracias a unas buenas cifras presentadas por el británico Barclays a las que se suma el BBVA, que crea un nuevo máximo del mes, y que se llevan hasta a la banca española con Bankia intentando superar la directriz bajista desde los máximos de este año.

España también es la protagonista en uno de los peores súper sector del día, construcción y materiales, ya que las cifras de OHL no han gustado nada y está haciendo que en los peores momentos del día esta constructora haya descendido cerca del -7%, metiéndose en sobreventa y perdiendo de forma definitiva la media de 200 sesiones, poniendo al súper sector como el peor del día con un descenso de -1,54%.
 
El peor super sector es el de petroleras con un descenso de -2.16% por los resultados de Total y una advertencia sobre el mercado de refino europeo que hace que descienda el valor -5% y se por delante al índice francés más de 1.3% a la baja.

Como podemos imaginarnos tras el dato del producto interior bruto de Estados Unidos, el dólar está aumentando su fortaleza y se ve claramente en su cruce contra el yen japonés porque sube +0.68% a 102.81, dejando ya atrás no sólo la media de 200 sesiones sino también la directriz bajista desde los máximos de este año. El euro contra el dólar desciende -0.24% y aumenta su sobreventa.

En el mercado de deuda tenemos subida de tipos general tras el PIB de EEUE con España subiendo al 2,49%, Italia al 2,67% Grecia al 5,81%  y Alemania al 1,16%, lo que confirma el miedo a la subida de tipos.

Argentina es un punto favorable porque hay mucha expectación acerca de un posible acuerdo para evitar la quiebra técnica del país y sus seguros contra quiebra a cinco años están descendiendo fuertemente, al igual que algunos de sus bonos en dólares bajan su rentabilidad.