La sesión en Wall Street está siendo como la Europea, muy pendiente de los titulares sobre Ucrania.

Comenzamos en negativo con todos los SPDR bajando y un Dow Jones que está otra vez por debajo de los 17.000 puntos y muy pendientes de los efectos adversos de la envolvente bajista del jueves con respecto a la pérdida de la directriz alcista desde los mínimos del año.
 
No hay datos macro importantes, así que todo son titulares y noticas concretas sobre valores.
 
Nos habíamos acostumbrado a ver correlación negativa de las utilities con el resto de SPDR pero ahora bajan todos, por lo que este descenso es más importante al ser más general.
 
Con respecto a Europa, el futuro del DAX está jugando otra vez a perder el 38,2% del retroceso de Fibonacci de la subida desde los mínimos del año, por donde están los mínimos de este mes.
 
Los inversores están muy nerviosos por la posible extensión de las sanciones a Rusia y eso vuelve a poner en negativo tanto al MICEX como al RTS, bajando los dos más del -2,3%. Las sanciones no sólo hacen daño a Rusia, sino a todas las empresas con intereses allí, así que está clara la relación de las bajadas aquí con origen allí.
 
Las exportadoras en Europa están muy débiles y el máximo exponente de las mismas son los fabricantes de coches, siendo el súper sector de automoción y recambios es uno de los peores del día con -1,12%.

Los datos macro en Europa también ponen su granito de arena negativo, ya que el PPI de Alemania queda peor de lo esperado y sigue hablando de inflación baja. Lo peor del día, hasta ahora en este aspecto, son los datos de pedidos industriales tanto de la Eurozona como de Italia, mucho peores de lo esperado con bajadas serias y van en la misma dirección de aquellas producciones industriales que se nos atragantado hace poco. Recordemos que  Italia la semana pasada recortó fuertemente las previsiones de crecimiento, por lo que el entorno macro va a peor. En este sentido parece que vamos a pasar una especie de peregrinación en el desierto hasta septiembre, cuando se empiece a colocar el programa de las TLTRO del BCE.
 
Intentando compensar lo anterior está la mejora de las perspectiva para Alemania por parte del FMI.