De momento la sesión está siendo algo complicada en la zona europea precisamente por los dos factores potentes que tenemos en el día de hoy.
Por un lado hay titulares de resultados empresariales en Europa de renombre que están generando movimientos.
 
Tenemos los de la británica BP que no han gustado precisamente por ver que se ha mejorado, yendo a la contra del descenso de producción, por la inversión que tiene en la rusa Rosneft, pero claro, al mercado no le gusta porque el tercer trimestre puede mostrar daños por las sanciones internacionales al país. Esto hace que el súper sector de petroleras sea uno de los peores del día.
 
El que más descienden en estos momentos con -0.8% es el de automoción de recambios porque hemos tenido resultados de Michelin, Renault y GKN. Los dos franceses no han sido demasiado buenos y ambos muestran problemas de demanda, lo que hacen que la marca del rombo esté descendiendo más del -4% y se lleve a la marca del león detrás con casi -2.5%. Los alemanes también están descendiendo algo más del 1% porque siguen teniendo la vista puesta en China y esa investigación acerca de los abusos en el mercado de las piezas de repuesto de las marcas de lujo. Con esto, el índice alemán es uno de los peores muy ligeramente en positivo.
En la parte positiva los que mejor lo están haciendo en estos momentos son las de inversión inmobiliaria con un ascenso casi del 1% seguido de los servicios financieros, +0.41%.
 
Los bancos se están comportando más o menos bien y de momento se quitan de encima la presión bajista que ejerce el banco alemán DT Bank tras resultados con un descenso de -0.3% y que ha llegado a ser peor a comienzos del día, principalmente porque avisa de que los costes de todos los problemas legales que tiene en el año 2014 es impredecible.
 
Lo anterior de por sí en Europa ya nos genera indecisión porque cada uno va en un sentido, pero es que hoy ya empezamos a tener cosas realmente importantes en Estados Unidos en cuanto a datos macro, como por ejemplo la confianza del consumidor de la Conference Board y el comienzo de la reunión de dos días del  FOMC.
 
En resumidas cuentas, Europa está en positivo pero es la periferia la que mejor lo está haciendo incluso sabiendo que Portugal desciende -0.35% al tener al banco Espírito Santo otra vez descendiendo casi un 6%. La razón de esta mejora es la subida de recomendación sobre Portugal y la apuesta porque sea Grecia la siguiente, algo que está compensando el nuevo descenso del banco portugués.
 
En el mercado secundario de deuda, seguimos con las buenas noticias debido a que España baja fuertemente la rentabilidad hasta el 2.46% e Italia nos sigue el ritmo hasta el 2.64% mientras Grecia se toma un respiro y sube ligeramente hasta el 5.74%. Alemania baja los tipos hasta el 1.12% y se acerca a la zona de mínimos de 2012.