Hoy hemos tenido un comienzo de la sesión en Europa de los que, tras la sesión de ayer, irremediablemente aparece en nuestra mente la pregunta “ ¿por qué no me había quedado yo en la cama?”. Tras la paliza de ayer, hoy volvemos otra vez a los descensos con números muy significativos como es el -2% del futuro del índice alemán o el -1.65% del futuro del índice español.
Los motivos en el fondo siguen siendo los mismos, situación poco clara de la economía de Portugal por ese riesgo sistémico que tiene Espírito Santo que ha sido menospreciado por algunas agencias de calificación y también por no pocos inversores, y los perniciosos efectos para la economía mundial de las tensiones geopolíticas pone la guinda al pastel de las numerosas rebajas de perspectivas que hemos visto durante las últimas semanas en los organismos económicos y en las propias empresas.
 
Lo anterior es palpable en algunos puntos, como el fuerte descenso que ha tenido el precio del crudo desde finales de junio, donde casi tocaba los $108, y en donde ahora mismo está en los $97. Por otro lado, las rebajas de recomendación sobre valores tan importantes como Adidas, que ayer fue el peor del índice alemán, y hoy vuelve hacerlo con un descenso superior al 5% por recomendaciones de venta. Recordemos que tras el mundial de Brasil, quedaron muy contentos por los resultados, pero las sanciones a Rusia están lastrando la perspectiva de beneficio de no pocos valores en Europa.
 
Recordemos también que Rusia ha dicho que va a subir los precios de la energía en Europa, por lo que Alemania es la más dañada en este sentido y que puede hacer mucho daño a la economía en invierno.
 
Para rematar toda la faena, tenemos la presentación de los PMI finales de julio en donde no pocos han quedado por debajo de las estimaciones, por lo que la sensación de desaceleración, es evidente.
 
Ahora mismo tenemos en Europa todos los súper sectores en negativo, en donde las petroleras son las mejores con un descenso de -0.61% nada más pero recursos básicos es la peor con -2.67%, con muchos problemas en las mineras y en donde debemos recordar las malas perspectivas para el sector que presentó Caterpillar en sus propios resultados.
 
A lo anterior, y como extensión, debemos añadir el de construcción y materiales que cae -2.6% muy castigado precisamente por esa ausencia de crecimiento necesario con los ojos puestos en Rusia.
 
Además, automoción y recambios también caen -2.45%, punto importante para hacer caer al índice alemán y que recordemos está preocupado por esa investigación en China por abuso en el mercado de las piezas de recambios, por lo que tiene tres factores negativos en contra: principal herramienta para hacer caer al índice alemán, posibles multas estratosféricas en China y posible reducción de las ventas en Rusia.
 
Por si alguno quiere añadir más factores, recordemos que hoy tenemos el dato de empleo de julio en Estados Unidos, por lo que podemos tener otro fuerte repunte de la volatilidad, y eso que ayer el VIX despuntó casi el 30%.
 
En el mercado secundario de deuda tenemos una fuerte subida de tipos en prácticamente todas partes que coloca a España a 10 años en el 2.55%, Italia al 2.73%, Grecia al 5,98% y Alemania al 1.17%, muestra de que algo de fondo está pasando.