Ayer fue un muy mal día en los mercados europeos tras las muestras de interés vendedor que dejamos el viernes, día de vencimiento trimestral de derivados.
Wall Street tampoco se comportó bien, pero por lo menos acabó cerrando lejos de mínimos, y ese ligero movimiento, está intentando apoyarnos hoy, buscando un rebote tras las bajadas de ayer.

Una de las cartas que nos ha salido en la mano de hoy sigue siendo la especulación con un paquete de estímulos por parte del gobierno chino para intentar sostener la degradación de su economía, que empieza a ser demasiado alta. Esto está ayudando a los precios de los metales, en concreto el cobre, que es el que tira del súper sector de recursos básicos para que suba más del 1.1%, uno de los mejores del día. También, hay que tener en cuenta que si el mercado cada vez se perfila como una lateralidad este año, mientras dure la eliminación de los programas cuantitativos, el oro y la plata pueden cobrar protagonismo, algo que no debemos perder de vista.

El mejor ahora mismo es el súper sector de bebidas y alimentación con +1.2% y el de químicas sube +0.9%, siguiendo una vez más a las mineras.

El de medios de comunicación es el único que está en negativo perdiendo -0.03%, pero los bancos y las telecomunicaciones tampoco suben demasiado, +0.26% de media, lastrado en el caso de los bancos, por Santander y BBVA en donde el primero coquetea con las cifras negativas pero el segundo está descendiendo más del -1%, con un daño general por los problemas en los emergentes y en concreto con Brasil que ha recibido una bajada de rating por problemas en su economía.

En el mercado secundario de deuda la situación evoluciona favorablemente para los activos de riesgo, ya que tenemos en la periferia un descenso de la rentabilidad que pone a España al 3.32%, Italia el 3.39% y Grecia al 6.59%, mientras Alemania sube al 1.58%, por lo que la prima de riesgo se ve reducida.