La periferia de la zona euro sigue siendo la protagonista tras los datos de empleo de España y el PMI de la Eurozona junto con el de Alemania. Las subidas siguen siendo muy claras, pero los 9800 del futuro del índice alemán siguen ejerciendo de fuerte resistencia y cada vez que nos acercamos, nos meten un papelón.
El que nos está fallando en este momento es Wall Street, ya que no tiene un comportamiento claro con un Nasdaq que ha estado pisando terreno negativo incluso teniendo a favor unos espectaculares resultados de Facebook.
 
El dato de paro semanal ha quedado fenomenalmente bueno cayendo por debajo del soporte de los 300,000, pero lo que nos ha acabado de parar en seco fue el dato de venta de viviendas nuevas de junio que ha quedado mucho peor de lo esperado con un descenso del 8%.
 
Hace escasos minutos el Fondo Monetario Internacional ha recortado las perspectivas de crecimiento global para este año, ya que ve un crecimiento más lento de lo esperado tanto en Estados Unidos como en China y en Rusia.
 
Otro punto muy negativo han sido los resultados de Caterpillar, es el principal lastre del Dow Jones junto con Boeing, y en donde se ve que lleva demasiados meses reduciendo las ventas y en donde dice que no ve cambio de dirección en la inversión en equipamiento minero, lo que no habla bien de la economía china, por ejemplo, o de las perspectivas de crecimiento, algo que se está tomando muy en cuenta por el mercado.