La sesión sigue siendo  no unánime, ya que tenemos a toda Europa con problemas menos la periferia.
Para empezar, el mercado de deuda en el secundario nos es totalmente favorable, con bajada de tipos en la periferia, algo que ayuda a que el riesgo en la zona sea mejor visto. Si a esto le añadimos algunos datos de PMI mejores de lo esperado, pues tenemos el apoyo completo.

 
Los malos datos de ADP y del ISM de servicios han parado en seco a EEUU, de momento, pero la periferia tiene a los índices mejorando más del 1%, con el resto de Europa casi sin moverse.
 
Hoy sí tenemos algunos súper sectores en rojo, como el de recursos básicos con -0,37% dañado por nueva debilidad en los metales y crudo al calmarse algo más las tensiones con Ucrania. Las químicas van detrás con -0,31% Bienes y servicios industriales también bajan -0,28%.
 
 
En el apartado positivo tenemos a automoción y recambios con +0,67% con un despertar de los valores franceses, las utilities con +0,78% y las minoristas con +0,67% tras buenas ventas minoristas en la eurozona y resultados de Carrefour.