De momento tenemos cierto rebote en los mercados que no compensa ni de lejos las pérdidas de ayer, por lo que la vigilancia debe ser máxima para ver si volvemos acercarnos otra vez a los mínimos de la sesión.

 
La tensión militar ha descendido un poco viendo que Rusia ha terminado el ejercicio en las fronteras de Ucrania y los participantes han vuelto sus bases, pero la tensión diplomática sigue en todo lo alto ya que Rusia ha contestado que si Estados Unidos impone sanciones, ni los bancos y las empresas rusas no devolverán los préstamos que concedió en su día Estados Unidos.
 
La relajación también se ven en el comportamiento de la bolsa rusa que tiene un disparo del 4%, pero tampoco consigue compensar todo lo perdido. Las materias primas tienen un descenso de los precios pero al igual que los mercados de riesgo, no eliminan todo lo ganado ayer, por lo que la atención debe ser máxima.
 
Punto positivo en el mercado secundario de deuda ya que tras unos buenos datos de desempleo de febrero en España, la periferia baja sus rentabilidades mientras la deuda segura las aumenta, por lo que la estructura es favorable para los activos de riesgo.
 
De momento todos los súper sectores del Stoxx 600 están subiendo con servicios financieros a la cabeza subiendo +1.52% seguido de bienes personales y del hogar con +1.48% y los bancos con +1.39%.
 
Los peores son las petroleras que suben +0.65% seguidos de viajes y ocio con +0.83% y las empresas de inversión inmobiliaria con +0.88%.