Elevada oferta de papel en los últimos días.
Papel público y papel privado.

En mayor medida a largo y muy largo plazo.
 
¿Sigue la rentabilidad?
 
Al final, en un círculo (vicioso o no) el dinero busca la renta fija y la renta fija premia con rentabilidades en un entorno como el actual muy atractivas.

Según nuestros datos, en abril la rentabilidad en USD del índice de renta fija mundial superó un 1.26 %.
 
Sin embargo, es cierto, la rentabilidad obtenida por las bolsas mundiales el mes pasado fue del 1.7 %.

Pero, en el último año acumulan una rentabilidad negativa del 5.7 % con una volatilidad del 14.22 %; la renta fija, por el contrario, mantiene rentabilidades acumuladas del 6.09 % y volatilidad del 7 %.
 
Hace unos días un analista (de bolsa) me cuestionaba mi interés por la deuda pública, especialmente la norteamericana. Pero, tampoco me parecen “excesivamente bajas” las rentabilidades en Europa. Mi respuesta era clara: ¿por qué ir en contra del mercado? otra cosa es que sea defendible desde un punto de vista teórico. Pero, llevamos años cuestionando la formación de los precios de los activos financieros en los mercados desde una perspectiva teórica. ¿Hay algo nuevo que obligue a rectificar en este preciso momento? No lo creo.
 
¿Y a dónde nos dirigimos? No lo tengo claro. De hecho, me ocurre como al resto de ustedes: hace ya mucho tiempo que he perdido la moción de lo que valen las cosas en los mercados. Naturalmente, la dirección de los precios a corto plazo es algo bien diferente….
 
Al final, los tipos de interés a medio y largo plazo son una combinación de varios factores destacando las expectativas de tipos a corto plazo y la prima de riesgo a plazo.  ¿Cómo separar ahora ambos factores para explicar cuál es el determinante de la caída de tipos? Con todo, yo me decanto por la mayor relevancia del segundo. Y aquí podemos de un conjunto de factores, entre el deterioro de las perspectivas económicas e inflación hasta la elevada demanda de papel sin olvidarnos de la política monetaria excepcional expansiva. De nuevo, ¿tienen claro que algo está cambiando? Yo por el momento no lo veo.
 
José Luis Martínez Campuzano
Estratega de Citi en España