Como era de esperar, y comentamos ya en apertura, la caída previsible de Commerzbank está lastrando al deprimido sectorial bancario. El banco alemán ha abierto bajando más del 3% tras las noticias de posibles sanciones por parte de EEUU.