Comenzamos el mes de junio de una forma interesante a la par que estresante, porque los descensos muy notables que tuvimos en la última sesión del mes pasado, el último viernes, dejaron al futuro del índice alemán justo al borde de la directriz alcista que viene desde los mínimos de nada menos que 2014.

La situación está extraordinariamente revuelta porque ya tenemos encima de la mesa datos y características que aplauden el desconcierto, más que una tendencia clara.

Primero comenzamos con Grecia, que aunque siguen las conversaciones, no se llega a nada concreto y además hoy aparecer titulares diciendo que Grecia ya no paga las facturas.
Al miedo anterior, hay que sumar que hoy hemos conocido que el PMI de China suma un nuevo mes en contracción, por lo que una de las fuentes de crecimiento sigue en problemas, y además añadir que los PMI del centro de Europa, Francia y Alemania, han decepcionado, mientras la periferia está aguantando el tipo, pero si la zona euro no va al unísono en pro de una recuperación, hay menos probabilidades de que el programa cuantitativo se vea amenazado en su tamaño y longitud, lo que es negativo para el euro y está haciendo que el par euro dólar hoy descienda -0,7%.

La fortaleza relativa otra vez del dólar está haciendo que las materias primas sufran, y como consecuencia tenemos que el súper sector de recursos básicos es uno de los peores del día con -0,65% al igual que las petroleras con -0,52%. Ya nos podemos imaginar que la influencia es negativa para Wall Street.

Las aseguradoras son las peores con un descenso de -0,83%, ya que el pequeño respiro que tuvieron hace poco vino por el aumento de rentabilidades en el mercado secundario de deuda, lo que hacía que se abriese la posibilidad a que no tuviesen que arriesgarse tanto para conseguir las rentabilidades que necesitan para poder pagar a sus clientes. Un entorno de bajo crecimiento favorece rentabilidades bajas, y también un euro bajo, por lo que vuelven a tener que mojarse mucho para poder sacar al mercado ese dinero, así que ahora mismo son las peores del día con un descenso de -0,87%.

Hablando de deuda, volvemos a tener una estructura negativa para el riesgo, ya que esta mañana teníamos subida de tipos en todas partes, pero en este momento la periferia vuelve a tener problemas con España subiendo al 1,86%, Italia sube al 1,9% y Grecia vuelve acercarse al límite de la tranquilidad que está situado en ese 11%, escalando ahora hasta el 10,95%. Lo que acaba de rematar toda la situación es ver que Alemania desciende los tipos hasta el 0,48%.

En este momento el mejor súper sector del día es el de cuidados de la salud con una mejora de 1,17%, un defensivo, y las empresas de inversión inmobiliaria también mejoran 0,61%, aunque su riesgo ha crecido mucho por la situación en España, aunque compensa en cierto modo la bonanza que hay en el sector en Reino Unido.