Sube casi +10% y el punto importante lo tenemos en los mínimos de 2014, que fueron soporte en parte de 2015 y pasaron en 2016 a ser resistencia confirmada por dos muestras de interés vendedor a finales del Q1 con karakasas invertidas con repunte de volumen. 

En los mínimos de este mes tneemos una penetrante alcista en sobreventa que le ha dado nueva vida. El RSI cambia de dirección y eso nos apoya en otro cambio de dirección en la resistencia de la directriz bajista en precio desde los máximos de diciembre de 2015.

La rotura al alza puede hacernos buscar los 0,34 euros y crear una oportunidad de tener un ataque serio a la resistencia clara los mínimos de 2014, pero hay ver qué pasa en los 0,3 que es la cota de resistencia más cercana que tenemos:

 
coemac