Bajadas duras ante la continuación de los papelones en los sectores en burbuja y la crisis de Ucrania. Estos fueron los factores clave:

Mal día ayer al cierre para Wall Street.

El Dow Jones baja 0,9%, el S&P 500 baja 0,8% y atención al Nasdaq que cae mucho más hasta el 1,8%.

Según datos de Bespoke Invest, desde 2009, la media de desfase del Nasdaq diario respecto al S&P 500 era de 9 puntos básicos, es decir el Nasdaq habitualmente se mueve más arriba y abajo que el S&P 500 lo cual ya era sabido. Pero en el último mes este desfase diario ha aumentado de 9 a 39, y en los últimos cinco días ha subido a 52. Es decir las ventas se siguen concentrando en la burbuja del Nasdaq. Y dentro del Nasdaq en los sectores más sobrevalorados, así en 3 días el sectorial de internet del Nasdaq que tiene un PER de ciencia ficción ha bajado 6% y el de biotecnología el 4%.

Amazon fue el peor del S&P 500 con un desplome tras sus resultados del 9,9%.

Ford, un peso pesado, cayó también el 3,3% tras dar resultados peor de lo esperado, y pesó mucho sobre los índices.

El peor sector del día fue el de consumo discrecional con bajada de 1,7%. Hay que tener en cuenta que Amazon pertenece a este sector y con su caída se lo llevó por delante.

Ni que decir tiene que además de estos papelones, que aparecen desde hace bastantes días en los valores sobrevalorados, ayer hubo otro gran foco bajista, que fue el contagio de las caídas del Dax, por la crisis de Ucrania que contagiaron a todos los demás índices importantes incluidos los americanos. Este factor de Ucrania, y las sanciones económicas que pueden conllevar sigue complicando mucho las cosas. Alemania está muy expuesta a esta crisis con casi el 4% de sus exportaciones y de sus importaciones relacionadas con Rusia.

Como podemos ver en gráfico adjunto el futuro del mini S&P 500 tocó ayer el soporte de la media de 50 (línea naranja) donde de momento ha aguantado.