Tras las subidas iniciales apareció un buen papelón que deja una vela de cierre fea en Wall Street.

 


Finalmente el Dow Jones baja 0,2%, el S&P 500 baja 0,3% y el Nasdaq baja 1 %.

 

Tras tocar el S&P 500 contado nuevos máximos históricos intradía en 1.883,97, aparecieron violentas ventas en el sector de biotecnología que terminaron por arrastrar al índice.

 

Así dentro de este sector destaca la bajada de Biogen de más del 8%. El sectorial del S&P 500 de biotecnología terminó con una caída de 4,4%.

 

Una serie de disputas legislativas entre el sector y el gobierno fueron las responsables de esta bajada.

 

También se cree que parte de la responsabilidad de la venta la tuvo el hecho de que fuera día de vencimiento masivo de derivados. De hecho debido a este factor el volumen del día fue de casi un 40% más de lo normal.

 

Otros factores negativos, como, fueron, por un lado la inestabilidad en Ucrania y un cierto temor a que este fin de semana salgan algunos datos macro malos en China.

 

Pero personalmente pienso, que debemos centrar las bajadas en dos motivos.

 

Por un lado el ya citado de la venta masiva de la biotecnología, y por el otro además de la volatilidad propia del vencimiento de derivados en el hecho de que era día de cambios en índices muy importantes en EEUU. En concreto había cambios en S&P500, en el S&P MidCap400 y en el S&P SmallCap 600, entre otros. Es muy típico en días de “rebalance” como se diría en inglés, el que haya movimientos raros, porque los fondos que replican a los índices ajustan carteras.