Sigue la ola de ventas centrada especialmente en los índices que habían alcanzado sobrevaloraciones propias de burbuja. Tampoco ayudaron los malos resultados de JP Morgan. Nasdaq en 4.000. Sigue...

Otra sesión de duras ventas en Wall Street que sigue en su fase correctiva.

 

Al final el Dow Jones terminó bajando el 0,9%, el S&P 500 el 1% y el Nasdaq el peor como viene siendo habitual en los últimas días cerró con 1,3% de pérdida.

 

Ayer ya hablamos de que es vital para el Nasdaq no perder el soporte 1.400, con un gráfico muy deteriorado, y pasando ya a estar por debajo de la nube ichimoku. Pues por primera vez desde febrero cerró por debajo de ese soporte. Pero por muy poco, 3.999,73. Evidentemente eso no es suficiente ni de lejos para darlo por perdido, hay seguirá estando la clave. Así cerro el gráfico del Nasdaq Composite.

 

 

Vital ver si aguanta o no la semana que viene. Desde aquí se puede montar un rebote importante, o si cayera un desplome serio.

 

La biotecnología de nuevo volvió a ser el sector más afectado por la oleada de ventas. El sectorial terminó con una bajada del 2,8%.  Aquí tienen gráfico de Reuters de este sectorial.

 

 

 

Ayer cerró a 2251,53 muy lejos de los máximos históricos del 25 de febrero de este año en 2872,29.

 

 

También fue un factor negativo el hecho de que el gigante bancario JP Morgan diera resultados peor de lo esperado.  Al final cerró este valor con una caída del 3,7%. En cambio fueron bien recibidos los resultados de Wells Fargo que subió el 0,8%.

 

En la semana el S&P 500 termina bajando 2,6% y el Nasdaq el 3,1% siendo las peores semanas para ambos desde junio de 2012.