En estos momentos está descendiendo cerca de -1,6% y hay que hacer una combinación de gráficos para darse cuenta de la situación por la que está pasando y la precaución que debemos tener.
 
Para comenzar, si miramos el gráfico adjunto a días, veremos que tenemos una clara divergencia bajista entre el RSI y la situación del precio, ya que nos deja claro que perder el soporte de los 15 € puede intentar activar un doble techo bastante claro en la zona de los 16.
 

 
Su comportamiento desde 2013 ha sido excepcional, ya que se ha metido en una tendencia alcista que le está costando erosionar, pero si miran el siguiente gráfico a semanas, verán cómo el RSI tiene una secuencia bastante importante de máximos bajistas, por lo que poco a poco está perdiendo fuerza.
 

 
Pero lo que más debemos tener en cuenta es que el comportamiento que ha tenido desde 2013 no sirvió para batir al índice Ibex de baja capitalización, pero si ha servido y mucho para batir al índice desde 2014. Si miran el gráfico adjunto a semanas, verán que la fuerza comparada con el índice de referencia tiene una clarísima directriz alcista que debemos vigilar a toda costa porque si pierde dicha tendencia, el NYSE lo hará mejor que ella y parte de la gestión activa que apoya al valor podría salir en busca de otro.
 
cie