Los descensos en los mercados asiáticos han continuado hoy martes hasta el punto de que han eliminado el ligero rebote que consiguieron anotar ayer tras esas medidas tomadas por el gobierno chino para sostener al mercado bursátil del país y evitar un crash generado, como ya hemos comentado muchas veces, por el endurecimiento de las reglas de la operativa con apalancamiento.
Volvemos a recordar que cuando se pone difícil operativa con apalancamiento, en vez de meter más dinero dentro de las posiciones que han tomado los operadores, lo que se hace es cancelarlas para poder ajustar la operativa a esos nuevos márgenes, por lo que hay un proceso de desapalancamiento en las bolsas chinas que está haciendo muchísimo daño.

El gobierno el fin de semana tomó una serie de medidas a las que se han unido los brokers para intentar sostener al mercado en forma de fondo de compra de empresas grandes que no está teniendo el efecto esperado, ya que las pequeñas que están fuera del objetivo de compra de ese fondo se siguen desplomando más del 5%.

En general se espera que el proceso de venta de posiciones continúe durante unas cuantas semanas pero poco a poco los efectos negativos de ver tantas ventas están empezando a complicar la visión de una economía sostenible en el 7%, algo que está repercutiendo de forma muy negativa en las materias primas, ya que el crudo de referencia en Estados Unidos tuvo un desplome considerable al perder el primer soporte del 38,2% del retroceso de Fibonacci situado en los 55,00 $, que viene desde la zona de mínimos de este año. De momento nos hemos parado en el 50% del mismo retroceso coincidiendo con la entrada en la sobreventa.

Con respecto a las materias primas, sobre todo las productivas como el crudo o el cobre, miran con cierta preocupación el mal aspecto de la economía china y también las consecuencias sobre el crecimiento mundial de la crisis desatada por Grecia en la zona euro, pensando en problemas de demanda.

wti