Hoy nos hemos levantado con una especie de cataclismo en China con descensos muy pronunciados que incluso han hecho el que se tenga que activar la protección contra descensos bruscos, limitando los movimientos del día.

Son muchos los factores que están afectando al mercado chino en estos momentos, y vamos a intentar resumirlos aquí para que se hagan una idea general de cómo está la situación en el país.

china


china2

fuente: https://twitter.com/markbartontv

Primero, casi nos tenemos que remontar a los inicios de la crisis financiera en occidente, en donde la bajada de los tipos de interés por parte de la Reserva Federal junto con la activación de los programas cuantitativos y la falta de crecimiento al principio, hizo que el dinero buscase dónde estaba el crecimiento y los tipos de interés altos, casi todos en los países en vías de desarrollo y en Asia. Esto supuso una inyección de dinero en estos países que se pudo ser difícilmente asumible por sus economías, lo que generó no pocos booms que, por supuesto, llegó también al sector inmobiliario. El crecimiento era desmesurado a todas luces, pero la situación empezó a cambiar cuando la explosión en EEUU de las medidas tomadas por la Reserva Federal, enviando dinero fuera del país, empezó a convertirse en una implosión hace no demasiado, cuando se empezó a reducir el programa cuantitativo hasta su cancelación y hasta la situación actual de estar pensando seriamente subir los tipos de interés, lo que ha empezado a sacar dinero de economías recalentadas en Asia, para meterlo en sitios con más potencial, donde están situados tanto Estados Unidos como Europa.

Ojalá se pudiese ver de forma sencilla todo el desarrollo anterior, porque parece que no cuadran con algunos movimientos que se ven en los índices, ya que hemos visto que eeuu tiene dificultades para seguir subiendo porque tienen miedo a las subidas de tipos de interés y que se acaben los tiempos de financiación relativamente barata, pero es que hay muchos otros factores que acaban influyendo en los índices, pero la capa de movimiento generado por la Reserva Federal fue tal como lo hemos contado.

Pues bien, en cuanto EEUU empezó a despuntar, a atraer más dinero, en China las burbujas a descontrolarse un poco, el país empezó a presentar menos crecimiento del debido. El resto de la historia ya la conocen, las perspectivas de crecimiento del país son cada vez más bajas, algo que ha provocado que los gobiernos hayan tenido que empezar a planificar estímulos para apoyar la economía. Y en este punto es donde empieza a generarse la causa de lo que estamos viendo ahora en los mercados de China.

Recuerden cómo con el boom de China poco después de la crisis, llegamos incluso a saber que los ciudadanos estaban comprando empresas cuyos tickers eran o sumaban ocho, que es el número de la suerte en su cultura. Esta situación nos da una idea de esa fiebre descontrolada por los mercados que recuerda mucho lo que se vio en EEUU en los años 20.

Pues bien, en cuanto la economía china empezó a presentar problemas de desaceleración, y todo el mundo se dio cuenta de que el gobierno empezaría crear estímulos para alentar la economía, demasiadas personas empezaron a pedir prestado dinero a los brokers para poder invertir en los mercados, es decir, posiciones apalancadas.

Lo anterior significa lo de siempre, que las compras no se han realizado sobre dinero en efectivo, sino sobre deudas, por lo que el peligro subyacente es gigantesco.

El gobierno chino fue consciente de esta situación hace ya unas cuantas semanas, por lo que empezó a generar movimientos y aumentar la regulación y requisitos, al igual que las barreras, para poder generar posiciones apalancadas.

El efecto de poner problemas o subidas en los márgenes es algo que ya hemos vivido en el pasado, durante toda esta crisis, sobre todo en las materias primas, metales preciosos, y en la deuda. Seguramente recordarán los más veteranos descensos pero que muy fuertes que tuvimos en los metales preciosos más populares, y desplomes de precio en la deuda con problemas, en la italiana, cuando aquella vez superó el 7% de rentabilidad. Dichos descensos tuvieron lugar como consecuencia de que se aumentaran los márgenes para las operaciones tanto en los metales como en la deuda italiana en las casas de cleraring, por peligros de aumento de volatilidad y por el propio peligro subyacente del activo en cuestión. Cuando se suben los márgenes de operaciones en algunos productos, eso significa que para poder mantener las posiciones que se tienen en el mercado, hay que poner más dinero en efectivo para cubrir esa cuenta. Lo normal no es que se ponga dinero, sino que se reduzcan las posiciones para que el dinero de esas posiciones que ya no existen, cubran el exceso de margen que requiere lo que se quiera quedar dentro del mercado. Por lo tanto, cuando hay problemas de este tipo, se venden posiciones para cubrir ese margen de requerido, de ahí esos fuertes descensos que hubo en los metales y demás descensos fuertes en los precios de la deuda con más problemas en aquellos entonces que hicieron que subiera y se dispararan los tipos de interés.

Pues bien, lo que estamos teniendo en China es que el gobierno quiere que haya menos posiciones de riesgo de este calibre. Recuerden cómo hubo un verano en donde el gobierno estuvo manejando una situación de crisis de liquidez en el interbancario porque muchas empresas habían tomado excesivas posiciones de riesgo y para poder cubrirlas y pagar endeudamientos iban al interbancario, generando en el muy corto plazo una necesidad efectivo muy grande. El gobierno intervino con cuentagotas para mantener los tipos de interés alto para de esta forma poder forzar reducción de posiciones en vez de alentarlas. En ese momento gobierno chino ya empezó a mostrar las cartas de lo que quería del mercado financiero.

Pero después, al ponerle más trabas a la operativa con márgenes en los mercados financieros, lo que ha ido poco a poco es generar el movimiento de ajuste que vimos al principio de la crisis y que hemos comentado de los metales y la deuda. Cuando pones dificultades a la operativa con márgenes, ha venido después siempre un desplome de los mercados del país por ese ajuste de posiciones.

Pues bien, los fuertes descensos que hemos vuelto a ver otra vez están relacionados con esos ajustes, y además, por esa sensación que tienen los operadores de que todos las medidas de ajuste que está llevando a cabo el gobierno no son suficientes, porque también hay ciertas dudas de que se pueda mantener ese objetivo de crecimiento del 7% para este año, que es sensiblemente inferior al 7,5% que hubo de objetivo el año pasado.

Recordemos que también han puesto techo a la burbuja inmobiliaria del país, que fue uno de los principales motores de economía durante todo este tiempo, haciendo ver que el gobierno quiere pasar a una economía de innovación y productos de calidad, pero claro está que no es una evolución de corto plazo y los mercados no están favoreciendo esa visión de la economía, precisamente porque los instrumentos financieros tienen ahora condiciones distintas, así que todo se tiene que de ubicar y que colocar otra vez. Precisamente, dentro de las áreas empresariales en el mercado financiero más castigadas están las empresas emprendedoras, pero no porque no sean atractivas para el futuro, sino porque las posiciones utilizando dinero apalancado que se habían tomado en ellas, eran muy significativas.