Modificar el ratio de requerimientos de reservas en los bancos ha sido una de las cosas que más ha sido utilizada por el Banco de China para poder modificar la exposición de los bancos al riesgo. Cuando ha querido controlar la economía, ha aumentado el ratio haciendo que los bancos dispusiesen de menos dinero para prestar al aumentar las reservas que eran necesarias. Cuando quería mayor exposición al riesgo y apoyar la economía, bajaba dicho ratio.
 
Pero claro, los bancos, al ver cierto albedrío a la hora de cumplir con esa necesidad por parte del gobierno del país, siempre han tenido dificultades a la hora de planear todos los movimientos porque los RRR no eran previsibles. Hoy han tenido un alivio porque el Banco Central ha presentado las reglas para el cálculo de esas reservas y que pasarán a ser la media aritmética de los depósitos vivos diarios, así que tendrán mucho más fácil el cálculo de los mismos y un planeamiento a medio plazo de lo que pueden hacer con el dinero, ganando flexibilidad.
 
Estas nuevas reglas entrarán en acción el 15 de julio.
 
Además, los requerimientos de reservas para los bancos fuera del país que tienen los fondos en yuanes dentro de los bancos dentro del país, se calcularán en base a la media de los depósitos vivos diarios del trimestre anterior.