De estar bajando cerca de -5% en los peores momentos, a cerrar con más del +1%. Esto es gracias a una nueva inyección de liquidez en el sistema en forma de más fondos para financiación de medio plazo tras las devaluaciones del Yuan para contrarrestar la falta de liquidez. 

Mete 110.000 millones de Yuanes dentro del instrumento de financiación a medio plazo a 14 instituciones con un vencimiento a 6 meses al 3,35%.