China se mueve hacia adelante

El Banco Central de China dice que va a mejorar el mecanismo del tipo de cambio del yuan y además acelerará la liberalización de los tipos de interés. Tiene intención de establecer un sistema de seguros de depósito y todo ello dentro de un programa para acelerar la innovación financiera.

Considera que la recuperación todavía no es sólida, que todavía existen riesgos a la baja para la economía y reconoce que necesita prestar atención a los riesgos potenciales del sector financiero. También dice que quiere mantener un crecimiento estable en la financiación social y el crédito. Sigue teniendo el punto de mira en el mercado inmobiliario y dice que va a seguir implementando medidas de control del mercado de la propiedad. Esto último puede que no guste porque el mercado inmobiliario es uno de los motores de la economía.

Dentro de esa innovación financiera, quiere usar medidas orientadas al mercado para poder solucionar problemas de deuda de gobiernos locales. Una de las medidas en este sentido es la de favorecer la titulización de activos de crédito.

En general son buenas noticias y el que avancen en su sistema financiero abre nuevas posibilidades de inversión en el país, algo que puede sentar bien a los mercados.