El banco central chino ha ampliado con efecto a partir del lunes las bandas de fluctuación del yuan del 1 al 2%. Ya las había subido del 0,5% al 1% actual en abril de 2012. No es ninguna sorpresa y muchos operadores lo esperaban.