Pendientes de la Fed...pendientes del ECB...pendientes del BOJ.
Al final, ¿quién duda del protagonismo de los bancos centrales? Y su ambigüedad es, en el fondo, tranquilizadora. Al final, si nada cambia quiere decir que mantendrán también su política sin cambios. Y es importante que haya casi unanimidad para cambiar las cosas, considerando, de nuevo, la importancia de los bancos centrales en nuestras vidas. Y en el comportamiento de los mercados.

Por ejemplo el viernes pasado Carney advertía de tipos al alza antes de lo esperado por el mercado. Pero hoy las Actas del último MPC nos tranquilizan al restar probabilidad a este escenario. ¿Los mercados? Toman beneficios.
En el caso del ECB, ya comienzan a surgir las críticas, en algunos casos sorprendentemente directas, sobre la eficación de las últimas medidas tomadas. Inmediatamente el mercado ya mira hacia adelante al esperar nuevas medidas adicionales.
Pero es la Fed la que centra todas las miradas: ¿qué puede hacer hoy? Nada, realmente; ¿qué puede anticipar? Poco nuevo, probablemente; ¿qué nos pueden dejar sus actas en unos días? Fuerte disparidad de opiniones sobre el futuro y como abordarlo.

Tras todo lo anterior, ¿entienden la reacción de la volatilidad VIX? Vuelve a recortar hoy un 2.82 %, hasta niveles de 11.72 %.

Entre medias, hay noticias que pasan desapercibidas y quizás no deberían serlo.
Aquí tienen algunos ejemplos:

*       El Gobierno de Merkel ha salido al paso de una corriente de opinión recogida por varios medios, en principio con origen en Francia e Italia, favorable a relajar las normas fiscales para primar el crecimiento frente al ajuste: de acuerdo con la necesidad de que la economía sea prioritaria, pero las reformas son imprescindibles para recuperar la confianza; no se deba cambiar nada con respecto al Pacto de Crecimiento y el empleo.
      Curiosamente hoy hemos escuchado al segundo del Deutsche Bank que ha advertido sobre el enorme riesgo que asume el ECB con sus medidas en términos de desincentivar las reformas estructurales. Y de hecho, considera que el QE podría no tener éxito en la zona EUR como sí lo ha tenido en USA

*       Forbes (BOE): todo depende de los datos; salarios bajos, sorprendentes; muchas dudas sobre la solidez del crecimiento; existe un riesgo de puzzle a la hora de considerar la evolución de la productividad baja; un aumento del déficit corriente, su continuidad, sería un problema

*       El Gobierno suizo revisa a la baja su pronóstico de crecimiento para este año, hasta un 2.0 % (2.2% antes) y 2.6 % el próximo ejercicio (2.7 %). ¿Razones? moderación de las exportaciones, de la mano de un crecimiento menor de lo esperado de la Unión Europea

¿Confundidos? Pues compren deuda. ¿Qué hoy han vendido la periférica europea? Es complicado.
¿Y el futuro? Incierto, claro.

José Luis Martínez Campuzano
Estratega de Citi en España