Carrefour ha presentado resultados con un beneficio neto de 1250 millones de euros, bajando muy pero que muy ligeramente desde los 1260 del año pasado. En realidad es mejor de lo que parece porque el año pasado el beneficio incluyó la venta de su negocio en Indonesia.

Con respecto a las ventas, descendieron muy ligeramente -0,5% hasta situarse los 76.320 millones de euros, otra vez con Sudamérica no pudiendo compensar los problemas que hay en Europa.

Desde la empresa se dice que el control de costes ya está mostrando sus frutos y que van a seguir por el mismo camino en 2015 con inversiones que rondarán los 2.500 millones de euros para mejorar los centros y abrir nuevos en los mercados emergentes.

Aumenta el dividendo hasta 0,68 euros por acción desde 0,62 euros el año pasado.