El rebote desde los mínimos de febrero nos ha llevado poco a poco a la zona alta del canal bajista que hemos estado dibujando desde los mínimos de noviembre nada menos.

Ahora mismo el RSI no ha alcanzado la sobrecompra pero hace mucho que no está en sobreventa y volvemos a pisar por debajo de la directriz alcista de este indicador desde los mínimos de febrero. Al tener los máximos de este mes en la parte alta del canal, se abre el peligro de un fuerte tirón a la baja que vaya a buscar la parte inferior del mismo, como se puede observar el gráfico adjunto:
caixabank