Que aquí ya sabemos lo devastadoras que son cuando se pinchan, vean gráfico adjunto de Bloomberg.