- Burberry ha presentado unos beneficios netos para su año fiscal que acaba finales de marzo de 309,5 millones de libras esterlinas, bajando desde los 336,3 el año anterior. Los beneficios ajustados bajan a 420,6 millones desde los 455,8 del año pasado.
 
La parte mala es que las ventas quedaron planas con una ligera bajada en la subyacente, lo que no está gustando al mercado.
 
Vista la situación, la compañía ha anunciado un programa de reducción de costes y encima de recompra de acciones, por lo que han puesto dos bazas importantes para intentar contentar a los inversores.
 
Con respecto al programa de reducción de costes, la intención que tiene es la de reducir los mismos en 100 millones de libras esterlinas al año hasta su año fiscal 2019. Para las recompras de acciones propias, para el año fiscal 2017 tiene planes de comprar 150 millones de libras en acciones propias. El hecho de que sea el primer programa de recompra de acciones en muchos años, habla de la situación en la que se encuentra, pues el sector del lujo, con el pinchazo de China, no pasa por un buen momento.