Y estos comentarios vienen a cuento porque si los tipos de interés suben demasiado rápido y la economía no sigue el ritmo, nos meteremos en recesión.

Bullard dice que de aparecer otra recesión, el primer paso sería bajar los tipos de interés y después decidir si habría que comprar más deuda, otro programa cuantitativo.

En la situación actual, intenta calmar los nervios diciendo que no hay ningún tipo de burbuja de la misma magnitud que la que sufrimos de mercado inmobiliario o la de “.com”.

Dice que estaría bien, o no ve cosas en contra, de subir los tipos de interés una vez más este año y de momento no hay necesidad de ser agresivos subiendo los tipos de interés para mantener controlada la inflación.

Hablando de la reforma fiscal, dice que podría tener un gran impacto en la productividad del país y además potenciar el crecimiento. Con respecto a esto, piensa que la automatización siempre es una buena cosa para la economía ya que lleva también a una mayor productividad. Hablando también de los coches autónomos, dice que hay mucho que ver todavía en ellos pero que podrían reducir los accidentes.

Punto a favor de Donald Trump el comentario que dice que la desregularización puede tener un impacto positivo en el crecimiento de la productividad.