La sesión en Europa en estos momentos está dando la vuelta, ya que comenzamos con dudas y - no sólo por la debilidad de los precios de las materias primas, sino también porque es la semana posterior al vencimiento trimestral de derivados, históricamente débil, y encima porque vamos de cabeza a las vacaciones.
 
El precio del crudo es lo que más se miraba porque tuvimos a finales de la semana pasada algunas figuras bajistas en su gráfico diario pero a la vez un sorprendente dato de recuento de instalaciones petrolíferas activas en Estados Unidos en donde las que son específicamente de crudo aumentaron su número con respecto a la semana anterior, por lo que volvió cierta paranoia al mercado acerca de todo ese comentario de advertencia que tienen los expertos diciendo que las cifras de demanda y de producción no sostienen un rebote tan fuerte.
 
Pues bien, los que llevaban el mercado a la baja el super sector de recursos básicos con un descenso de -1,7% y además el de petroleras con un descenso de -0,76%.
 
Sin embargo, hay dos cosas encima de la mesa que han favorecido que todos esté disparando al alza:
 
la primera de ellas es el comentario del presidente de China diciendo que no van a dejar en manos de las devaluaciones de su moneda la potenciación de las exportaciones, lo que ha sonado muy bien al mercado porque primero no se favorece una guerra de divisas, y además se intenta favorecer una estabilidad del tipo de cambio que hace que los inversores dejen de tener miedo, o intenta que dejen de tener miedo a la pérdida de valor de todo el dinero que se ponga en el país, lo que puede aumentar la confianza en los emergentes.
 
Por otro lado, hay noticias corporativas que están haciendo que el súper sector de química sea el mejor del día subiendo un, 59% y la alemana Bayer se dispare más del 4%, ya que la americana Monsanto podría tener interés en su unidad agrícola, además de tener un cheque por valor de 30.000 millones de dólares para posibles compras, por lo que la especulación con este hecho está haciendo que todo el sector se dispare, buscando la pedrea.
 
En el frente que representa el Banco Central Europeo, también hay noticias positivas, ya que Likanen ha dicho que la os tipos en la zona euro se mantendrán a estos niveles o más bajos durante mucho tiempo. Recuerden que se desató el pánico cuando el gobernador del BCE dijo que no se veían en la situación de bajar más los tipos de interés, algo que hizo que el euro despertara de manera brutal con respecto a todas las divisas, y que posteriormente, vista la reacción del mercado, se empezó a matizar diciendo que cada vez que tomar una decisión, esperan a que tenga efecto para pensar en un paso siguiente.
 
En el plano técnico también tenemos movimiento, ya que en el momento que el futuro del índice alemán ha superado los 10.000 puntos, han saltado muchísimos stops de compra, pues la debilidad de esta semana tras el recibido trimestral de derivados, taba algo más de fortaleza a esa resistencia de los 10.000 puntos.