Hoy hemos tenido un arranque de sesión en Europa que recuerda a los que tenía Fernando Alonso cuando iba con su Renault, que tenía el mejor control de tracción de toda la parrilla.
 
La apertura era negativa por el mal cierre de Estados Unidos, pero enseguida empezaron a entrar factores que ha sido interpretados de forma positiva, lo que nos ha hecho sufrir una buena subida arrastrados todos por el índice alemán que ha llegado a mejorar casi el 1,9%.
 
Tal como comentamos ayer, era el último día del mes y hoy es el primero, por lo que la pre pauta y pauta del primer día del mes se está notando.
 
Por otro lado, es el índice alemán el que más factores positivos está cosechando y eso se nota cuando miramos por dentro del Stoxx 600.
 
El primer golpe de la sesión fue negativo, pero enseguida nos pasamos a positivo porque Glencore ha presentado unos resultados que tenían algunos puntos favorables y en preapertura estaba subiendo más del 2,4%. Arrancó la sesión cayendo, recuperó absolutamente todo y a subir más del 1%, pero después acabó desplomándose otra vez. En todo este movimiento, el súper sector de recursos básicos llegó a ser el mejor del día y ahora mismo está subiendo más del 2%, manteniéndose en las primeras posiciones. El punto con el que se ha quedado el mercado es el comentario del Presidente diciendo que vistos los recortes de producción que han hecho el resto de compañeras y su propia empresa, junto con el sostenimiento de la demanda desde China, considera que las materias primas han creado un suelo.
 
Por otro lado, Alemania también se ve beneficiada de la mejoría de las utilities, algo que no se ve en el súper sector porque sólo sube 0,68%, pero las dos grandes alemanas del índice están subiendo más del 3% y del 4%. El motivo es que no se hace otra cosa más que darle vueltas al coste del desmantelamiento de las centrales nucleares. En un principio el gobierno alemán quería que lo pagasen todo las empresas, pero después de muchos tiras y aflojas parece que están cosechando muchos apoyos que hacen que se espere que al final de todo tengan algún tipo de ayuda. De hecho, hoy se ha dicho que si se quiere que ellas tengan que afrontar semejante gasto, entonces no se les puede pedir un tope a su endeudamiento pues el dinero lo tienen que sacar de algún sitio.
 
El otro que falta, es el que más está tirando en estos momentos del mercado, el súper sector de automoción y recambios subiendo más del 2%, por buenas cifras de matriculaciones en Francia y por una constante debilidad actual y posiblemente futura del EUR por esa nueva intervención del BCE que se espera la próxima reunión para tratar con los nuevos datos negativos de inflación.
 
Sin embargo, mientras está todo el mundo preocupado por la entrada deflación, el precio del crudo de referencia en Estados Unidos vuelve a subir otra vez y se sitúa por encima de los 34 $, algo que hace que las petroleras también está subiendo algo más del 1%, por lo que hay dudas en general sobre la situación actual, pues los datos que tenemos son de meses atrás pero ahora mismo el precio ya están 34 $, lo que podría hacer ver que las perspectivas a medio plazo no son las que había hace un mes o las que se muestran ahora.
 
Perspectivas, perspectivas y más perspectivas. Tenemos tal cantidad de factores encima de la mesa que es muy difícil encontrar un hilo conductor a todo el desarrollo del mercado, lo que favorece la incertidumbre y que la volatilidad se mantenga más alta de lo esperado, aunque cuando a los operadores se le satura la cabeza, empiezan a reducir factores y lo que realmente tienen tangible son los malos datos macro y las actuaciones de los bancos centrales, así que esta semana es muy importante por ese dato de creación de empleo que tenemos el viernes y la interpretación que se da en clave de la Reserva Federal.