BP ha presentado resultados del primer trimestre con unos beneficios netos de 3530 millones de dólares desde los 16,860 del año pasado, algo que cuenta con 12,500 millones de beneficios por la venta de su participación en la JV TNK-BP.

La producción en su primer trimestre ha caído 8.5% hasta los 2.13 millones de barriles de crudo al día y ha avanzado que la producción en el segundo trimestre será más baja que en el trimestre actual debido a las labores de mantenimiento de las instalaciones del golfo de México y del Mar del Norte.

Las ventas caen hasta los 91,710 millones de dólares desde los 94,110 del año anterior.

Para intentar tener el apoyo de los accionistas, sube su dividendo trimestral hasta los $9.75.