Las discusiones acerca de los efectos secundarios de una subida de tipos en Estados Unidos siguen sin parar, pero muchos se están empezando a preocupar por los efectos secundarios que suele tener una subida de tipos en el mercado secundario contra la economía.

Tal como hemos venido contando desde hace semanas, los mercados deben empezar a sentir, de hecho ya lo están sintiendo, que la financiación les está resultando ser más cara, pero esto no sólo lo van a sentir las empresas, sino que las hipotecas y los préstamos al consumo también subirán, lo que resta capital disponible a los ciudadanos y eso tendrá que mermar por fuerza la fortaleza económica.

Si el mercado secundario está descontando ya esa subida de tipos, nos arriesgamos a que cuando se suba los tipos, dicho movimiento o ya esté descontado, o incluso en el momento que los suban, se aumenten más todavía, porque hay otros factores que han ayudado al aumento de los tipos, y son las expectativas de inflación por esa recuperación de los precios del crudo.

En cualquier caso, se mira muy de cerca la evolución de todo el mercado de deuda y sí miran el gráfico adjunto, verán cómo se mueve el tipo hipotecario convencional a 30 años y la rentabilidad de la deuda pública a diez años. Si los tipos siguen aumentando, las hipotecas también lo harán y generarán un frenazo en la economía.


tipos