La semana pasada vimos cómo la parte muy corta de la curva de tipos en algunos mercados europeos volvió a pasar a negativo, efecto provocado en parte por esa tasa negativa de los depósitos del Banco Central Europeo.

Sin embargo, algo de lo anterior también está pasando en Estados Unidos, aunque cuesta un poco verlo porque se produce en el mercado de Repo.

Este mercado, que utiliza deuda de ultra corto plazo como colateral para poder conseguir dinero para las operaciones diarias de los bancos, está empezando a recalentarse demasiado y poco a poco, casi sin que nos demos cuenta, está subiendo la cantidad de operaciones que no consiguen llevarse a cabo porque hay problemas en ese colateral. La situación llega a tal punto, que el tipo para conseguir ese colateral de deuda pública de muy corto plazo ha llegado a ser negativo.

Todo esto está empezando a preocupar mucho, teniendo en mente que podemos ver en Estados Unidos la primera subida de tipos a mediados del año que viene, y además, con la crisis, todos los movimientos que ha llevado a cabo Estados Unidos están creando unos movimientos en su mercado de deuda, reduciendo notablemente la emisión de deuda de muy corto plazo, que es la que se utiliza como moneda de cambio para que el mercado repo funcione correctamente, por lo que de seguir así a mediados del año que viene y sin mediación por parte de la Reserva Federal, podemos empezar a ver problemas en los bancos procendentes de este flanco.