Parece que los participantes del mercado de deuda están un poco desconcertados porque la mano del bBanco Central Europeo está teniendo tamaños bastante diferentes que van en algunos casos a sólo dos millones de euros pero en otros ha pasado de los 20.

Mucho cuidado porque parece ser que las compras están siendo más fuertes en mercados principales que en la periferia, algo que está haciendo que la deuda alemana este bajando hasta el 0,31% y sin embargo la española haya reducido su rebaja hasta el 1,29%, prácticamente lo mismo que la italiana que está en el 1,3.
 
Lo anterior puede dañar a los mercados de renta variable alejándonos de la zona de máximos, sobre todo en la periferia. Debemos tener mucho cuidado sí a alguno se le ocurre levantar la liebre diciendo que el Banco Central Europeo no compra deuda española por el miedo al resultado de las elecciones.