La subasta de Alemania ha tenido más miga de lo normal porque otra vez se ha quedado si cubrir entera.

La hipótesis era ver un aumento de demanda si la periferia tiene problemas, pero es que se han colocado 3.772 millones de euros en un ofrecimiento de 5.000 millones y sólo con ofertas por 4.232 millones. Sin embargo, el BTC queda en 1,1 porque el Bundesbank se ha quedado 1.228 millones para operaciones en mercado.
 
Este mal resultado de la demanda es muy positivo para la deuda de la periferia porque no se ve huida a la seguridad.