Hoy tenemos alguna que otra recogida de beneficio tras los incrementos de precio las últimas sesiones, algo normal por no se puede estar subiendo toda la vida y menos cuando poco a poco cada vez tenemos menos margen de movimiento.

En este momento o los diferenciales van en contra de la periferia porque España está subiendo tipos hasta alcanzar el 1,23% a diez años, seguido de Italia al 1,27% mientras Alemania baja los tipos ligeramente hasta el 0,15%.

Los analistas se están entreteniendo en estos momentos en donde la influencia del programa cuantitativo iniciado por el Banco Central Europeo deja muy sentadas las bases del movimiento, en ver si Alemania será capaz de financiarse al 0% dentro de unos pocos meses, algo que sería honestamente increíble y toda una hazaña.

Por otro lado, Grecia sigue tal como estaba, rondando el 11% y ahora mismo sube hasta situarse en el 10,95%, sin visos de mejora porque no se ve mejora en las negociaciones con los acreedores.